YAMATO: Génesis de un Clásico (Pte.2)

(Ir a la Pte1: El Planteo Inicial y su Repercusión)

Las claves de la trama en Space Battleship Yamato TV (1974)

LO IMPORTANTE ES EL MENSAJE
La historia de Yamato está ambientada en el año 2199. La humanidad enfrenta su hora final, y un mensaje proveniente de Iscandar puede ser la única salvación posible. Pero Iscandar se halla más allá del Sistema Solar, y aún más allá de la Vía Láctea, a 148.000 Años Luz de distancia

Por suerte, la tan compasiva como bella Starsha, envió también los planos para construir el Wave Motion Engine, aunque su belleza parece haber sido el detalle decisivo a la hora de que Okita y Kodai confiaran ciegamente en ella. El WM Engine (idea del hermano de Matsumoto, estudiante de física), es un motor súper-avanzado que permite viajar a la velocidad de la luz, y que también posibilita la teletransportación (aunque ésta última es un tanto arriesgada). Una ventaja adicional del motorcito es que permite utilizar un devastador Cañon de Partículas, un arma que dispara un rayo gordo capaz de arrasar con todo lo que se interpone en su camino.

Armado con estos juguetitos, el Yamato pone proa a Iscandar, en busca del milagro tecnológico redentor, el Cosmo DNA, un dispositivo capaz de purificar la atmósfera del planeta, eliminando todo rastro de radiación. Tal vez el mundo de Starsha también haya sido víctima de los Gamilas

LIKE FATHER, LIKE SON
Suzumu Kodai, el protagonista principal, es un chabón impulsivo y temperamental, un loquito temerario y algo inconsciente, incapaz de retroceder ante un desafío, y siempre dispuesto a enfrentar cualquier peligro. Esto por lo general genera discusiones con su amigo Shima o con el resto de la tripulación, todos mas cerebrales y sensatos que el.

El Capitán Yuuzo Okita es un sólido monolito de barba blanca, un viejo lacónico y hosco. Con su temperamento grave y su fuerte determinación, es la figura paterna a la cual eleva sus ojos los jóvenes de la tripulación cada vez que tienen una duda. Tiene una inquebrantable fe en su misión, y se mantiene firme aún frente a las situaciones más desmoralizantes. Sin embargo, los días de vida del Capitán están contados…

Pero la relación entre los dos personajes más carismáticos de la tripulación es bastante tensa. Suzumu Kodai culpa al viejo capitán de la muerte de su hermano mayor, y de haber sido el único sobreviviente de la trágica batalla de Pluto. En efecto, Mamoru Kodai (hermano del prota) comandaba una fragata de las Fuerzas de Defensa, y su nave fue destruida en un combate contra los Gamilas, mientras protegía la retirada de Okita, comandante de la flota. El orgullo y el temperamento del Capitán (quien por otro lado perdió a su propio hijo en la guerra contra los invasores) le impiden dar una explicación de lo sucedido a Suzumu, en quien ve, no obstante, la templanza de espíritu del fallecido Mamoru.

EL IMPERIO DE LOS RESENTIDOS
El Imperio Gamila está presentado como una civilización de conquistadores despiadados, que solo cree en el poderío militar, gracias al cual dominan y esclavizan planetas enteros. Es un régimen tiránico y verticalista de hombres crueles e inescrupulosos, desagradables y brutales (aunque en un par de episodios pueden verse unas minitas, generalmente apantallando y sirviéndole tragos a su líder, Deslar).

A lo largo de la serie, los Gamilas recurren a cientos de estrategias con tal de detener al Yamato. En cada episodio, los distintos generales se superan a sí mismos con planes uno mas descabellado que el otro. Misiles teledirigidos, campos minados, bombas taladro, campos magnéticos, monstruos espaciales, rayos gravitatorios y tácticas psicológicas desmoralizadoras. Cuando todo esto falla, envían satélites y hasta un sol artificial contra el Yamato. Los más sacrificados llegan a inmolarse en ataques suicidas. Aún así, una y otra vez son derrotados por el trabajo mancomunado de la tripulación del Yamato, que con astucia, coraje y valentía, siempre encuentra algún subterfugio para vencer la adversidad. Esto les valdrá el odio primero y luego la admiración de Deslar.

(Ir a la Pte.3: Los Secretos de la Producción)