MAJISUCA GAKUEN: de Sukeban Deka a Crows Zero

Para contextualizar en modo geek nuestra anterior presentación del j-dorama Majisuca Gakuen, veamos cuales son los antecedentes del género sukeban. La wikipedia nos dice que el termino alude a las chicas-jefe, el equivalente femenino del bancho pendenciero o miembro de la yakuza (mafia callejera y patotera de Japón). Esta imagen de la adolecente conflictiva y rea (que tiene su base en un fenómeno de la realidad) fue inmortalizada en el super-popular manga shojo de los `70, Sukeban Deka  (Delinquent Girl Detective) de Shinji Wada, en el que la rebelde presidiaria Saki Asamiya, encerrada en un despótico reformatorio, es coercionada por los bigotes del gobierno para que trabaje como agente encubierto, en el (para ellos) inaccesible mundo de la delincuencia juvenil.

Portada original del manga Sukeban Deka de Shinji Wada, de la edicion recopilatoria y del animé.

Armada con un yo-yo de metal, cuyo piolín es una cadena, nuestra aguerrida protagonista efrentará a otras tantas mafias escolares, generalmente lideradas por viles representantes del sexo opuesto (opuesto al nuestro, no al de la protagonista) , y protegiendo a chicas indefensas, las cuales por supuesto terminan haciendo de Saki su Príncipe Azul, aunque ella tenga pelo rosado, tal como sucedía con Anthy Himemiya en Shojo Kakumei Utena.

Paginas del manga de Sukeban Deka

Sukeban Deka fue adaptado al animé en una más que recomendable y dramática serie de 2 OVAs de acción y fuerte subtexto yuri (muy pronto nuestra reseña aquí en Animetech), con dirección de Hirota Takeshi. Estos OVAs salieron al mercado en 1991, con 50 minutos de duración por episodio, y en ellos se cubren apenas los dos o tres primeros tomos de un manga de 24 volúmenes que se publicó durante casi una década, entre 1976 y 1982, y que fuera originalmente serializado en el magazine para chicas Hana to Yume (aunque su autor es hombre).

Sukeban Deka también fue llevado al cine de acción real en los años 80, en una peli onda De Sanzo bastante entretenida (Sukeban Deka: The Movie), que no disimula la era a la que pertenece, y posteriormente llegó a la TV en formato de serie de dudosa calidad, alcanzando tres temporadas y apartándose cada vez más de la historia del manga, para acercarse al género tokusatsu (onda Power Rangers), con estándares de producción dignos de Todo X 2 Pesos.

En 2007, Sukeban Deka fue llevado nuevamente a la pantalla grande en una nueva adaptación, con cánones estéticos modernos, dando como resultado el film Yo-Yo Girl Cop, en el que la prota, enfundada en un traje de cuero negro combate el crimen digital y las amenazas terroristas.

En un tono menos policial y mas dicharachero tenemos Hana no Asuka-gumi de Takoguchi Satosumi, otro emblemático manga shojo que aborda la temática sukeban, esta vez con un tratamiento mucho mas costumbrista, protagonizado por una adolescente avispada que no se siente a gusto en su rol conformista de chica 10, por lo que decide cortar su cabello y adoptar el look pandillero para mezclarse entre la multitud de Akihabara, ayudando a otras chicas en problemas, enfrentando con actitud María Marta distintas amenazas menores, provenientes de abusadores varios de la vida diaria.

Portada e imágenes del manga Hano no Asuka-gumi

En el otro extremo del espectro, mas adulto pero igualmente pop, el fenómeno sukeban también fue explotado por el sub-género cinematográfico conocido como pink-violence, en películas softcore como Sukeban Guerira, destinadas a mostrar minas en bombachas setenteras o directamente en bolas, en cárceles de mujeres y otras situaciones poco propicias para su defensa. En otros films emblemáticos de la década del 70 que retratan la vida delincueril, tales como Stray-Cat Rock: Sex Hunter o Jeans Blues: Asu Naki Furaiha, la temática se aparta totalmente de lo escolar, para sumerjirse en el mundo de los motokeros, los yakuzas, la delincuencia y la prostitución, en baladas notablemente amargas que retratan el submundo de aquellos que viven al margen de la ley y las buenas costumbres.

Capturas del film Stray-Cat Rock (1974)

Volviendo al programa que nos ocupa, Majisuca Gakuen por suerte dista mucho de todos estos sub-productos de la cultura pop de las décadas pasadas, y su antecedente más cercano lo encontramos en la trilogía de films Crows Zero, de Miike Takashi, magistral adapatación de un manga de Hiroshi Takahashi.

Majisuka Gakuen, tanto en su temática, como sobre todo, en su tratamineto estético, puede ser visto como la versión femenina de Crows Zero. De hecho, la protagonista Atsuko Maeda tiene en su habitación los mangas de Hiroshi Takahashi, y los usa para guardar su foto mas preciada, un elemento clave de la historia.

Al margen del ya destacado carisma y atarctivo maketinero que aporta la sorprendentemente adecuada performance de las AKB48, vamos a mencionar que esta serie nos atrajo también porque está muy bien realizada, con una excelente ambientación y un nivel de puesta en escena bastante poco usual. Majisuca Gakuen, al igual que las películas mencionadas de Miike Takashi, esta filmada con cámara en mano, con un magistral uso del montaje entrecortado, los planos dramáticos, la aceleración o el ralentamiento de algunas escenas, congelamiento de cuadros, etc, y todo tipo de efectos digitales que compensan el handicap de su imagen “televisiva”.

Cabe señalar que a diferencia de las contudentes y sanguinolentas escenas de pelea de las pelis de Crows Zero, la violencia en Magisuca Gakuen esta bastante soslayada. En la mayoría de los casos veremos solo las consecuencias de las peleas, o bien las mismas se mostrarán en escenas aceleradas y entrecortadas que disimulan adecuadamante el contenido explícito. No obstante, en los momentos clave, las escenas que todos queremos ver estarán ahí. Hablaremos mas sobre ello en la revisión de los episodios, en proximas entradas de Animetech.