CHICOS QUE PERSIGUEN ESTRELLAS: La mas conmovedora aventura de Makoto Shinkai

Hoshi Wo Ou Kodomo es el mas reciente film de Makoto Shinkai, una hermosa, colorida y triste película de este ascendente director, a quien no dudamos en calificar del nuevo Miyazaki, por esta y por sus 2 anteriores realizaciones, 5 Centímetros por Segundo y El Lugar de la Promesa de nuestros Primeros Años

El título de la peli ha sido traducido como Children Who Chase Lost Voices from Deep Below y se estrenó el 7 de Mayo de 2011, y hace poco fue editada en Bluray (lo que significa que se la pude consegur subtitulada). En ella se cuenta la historia de una niña cuya vida cotidiana se ve sacudida por sucesos aparentemente fantásticos, que la llevarán a emprender un viaje totalmente asombroso, plagado de peligros, visiones sobrecogedoras y revelaciones. Uno de esos viajes que solo de tiene cuando aún se es inocente y se tiene un corazón puro. Los Chicos que pesiguen las Estrellas es una película acerca de la soledad, las despedidas, y de los anhelos individuales e individualistas, que no da respiro al ojo ni al corazón.

Asuna Watase es una chica de unos 12 años que vive con su madre en las afueras de una pequeña ciudad, rodeada de imponentes paisajes. Dado que su madre trabaja mucho, Asuna pasa gran parte del tiempo sola. Además de ocuparse de su casa y del colegio, ha encontrado sus propios medios de diversión, explorando los bosques y montañas de la cercanías, donde ha construido su propio refugio. Asuna presta especial atención a los sonidos, como el de la llegada del tren, o el de la música, una melodía particular que escucha con una radio casera que le dejó su padre, que funciona con una extraña piedra brillante….

A esta altura conviene decir que los films de Makoto Shinkai se caracterizan por la belleza de sus escenarios, enteramente pintados a mano en su pen-tablet. Cada uno (de los cientos) de backgrounds que vemos es una pintura digna de ser expuesta en un museo como si de un moderno Van Gogh se tratase. La belleza de sus cielos resplandecientes y su inclinación por retratar los mas cotidianos y descuidados rincones de la vida diaria, con cariño y un brillo de color extra, lo hacen una suerte de “fotógrafo del pincel”.

Volviendo a nuestra historia, obviamente nos encontraremos con que el cristal que tiene Asuna en su poder no es un trozo de metal ordinario, sino un metal precioso con propiedades mágicas, relacionado con leyendas de la antigüedad. Así, Asuna está atrayendo hacia sí seres de un mundo que se mantiene oculto a ojos de la gente ordinaria, pero que pronto empieza a revelarse ante la chica del cristal azul, primero en la figura de una pequeña mascota, Mimi, a quien Asuna cuida y alimenta, y mas tarde en la de un joven príncipe, que la ayudará cuando súbitamente se halle en peligro.

Pero está escrito que toda felicidad es efímera, y que ni bien tomamos conciencia de ella, se desvanece ante nuestros ojos. El contacto de Asuna con el mundo de Agartha le traerá a nuestra esforzada protagonista una súbita alegría, pero a la vez, un gran sufrimiento, que la empujará a emprender un viaje mas allá de los límites de lo posible.

Será un viaje poblado de imponentes paisajes, criaturas legendarias y situaciones peligrosas e idescriptibles, que exigirá de ella la máxima resolución y sacrificio. A su vez, deberá enfrentarse con sus anhelos mas íntimos, encerrados en lo mas profundo de su ser. Pero también la naturaleza sincera, recta y valiente de su corazón modificará de forma definitiva la vida de aquellos que la acompañan, y aún la de sus temerarios perseguidores.

No es conveniente revelar mas de la trama de esta peli que es capaz de fascinar tanto a nuestro hermanito como al abuelo, por su historia y su belleza plástica. Lo narrado apenas es el planteo inicial de una larga aventura que tambien contiene revelaciones sobre la naturaleza humana, los sentimientos, y las consecuencias de las ambiciones desmedidas. Se trata del emprendimiento más accesible o mainstream, también el film más largo de Makoto Shinkai, un realizador independiente que en sus anteriores obras trabajó casi en solitario, pero que en esta oportunidad se rodeó de nuevos colaboradores.

En cuanto a la realización en concreto, ademas de la magnificencia de los escenarios que mencionamos, tenemos uno diseños de personajes de Takayo Nishimura que recuerdan mucho a las pelis de Miyazaki, y las criaturas fantásticas del mundo de Agharta tienen una marcada influencia de los mundos del creador de Nausicaa y la Princesa Mononoke. Es un diseño de personaje bastante clasico y un tanto diferente al de sus films anteriores que eran mas personales.

La animación, también con la colaboración de Takayo Nishimura  muy cuidada hasta en sus mas pequeños detalles, dentro de la línea naturalista inaugurada por el gran maestro de Miyazaki, Isao Takahata, responsable de la mitad de las pelis de Ghibli. Se trata de una animación que busca captar la naturaleza en su estado ordinario y cotidiano, el comportamiento casual de los personajes, sin gradilocuencia ni exageración alguna.

Aunque por supuesto, en el mometo que el drama lo exige, las escenas espectaculares, los movimientos de cámara vehementes, y las tomas que realzan la acción se harán presentes, aunque siempre de forma clara, con una narración explicita totalmente accesible. La música sinfónica, con una excelente orquesta de vientos, contribuye en los momentos justos a realzar la épica, la majestuosidad o el dramatismo que cada escena requiere.

Hosi Wo Ou Kodomo es una obra maestra de la animación y del cine de aventuras, una película sensible e imaginativa, que capta lo mas modesto, lo miserable y a la vez lo majestuoso del ser humano, capaz de fascinar a cualquiera con su belleza, de conmover y de hacer reflexionar al más necio con un emotivo mensaje que cala hondo.

Dirección: Makoto Shinkai
Argumento: Makoto Shinkai
Diseñador de Personajes: Takayo Nishimura
Director de Arte: Takumi Tanji
Director de Animación: Takayo Nishimura